Aprende a preparar unas ricas croquetas de ají de gallina

Aprendiendo a preparar un delicioso Tacu Tacu de Lomito
19/12/2018
Aprende con nosotros la receta del delicioso Arroz Chaufa
21/01/2019

Las croquetas de ají de gallina son un plato originario de Perú, que tiene un suculento sabor y es ideal y fácil de preparar en casa. Se trata de ají en crema espesa, que va acompañado con carne de gallina cocinada y deshilachada. Aunque su preparación requiere de tiempo, es una comida que vale la pena probar y seguro vas a sorprender a amigos y familiares con algo distinto en la cena. Hoy te enseñaremos cómo preparar esta receta, que es aproximadamente para 4 personas.

Los ingredientes que se necesitan para la preparación de las croquetas de ají de gallina son los siguientes:

• 1 pechuga de gallina (o pollo) previamente desmenuzada
• 1 lata de leche evaporada
• 2 cebollas picadas
• 5 huevos (2 de ellos deben ser cocidos y cortados previamente)
• 5 tblsp (cucharadas) de margarina
• 2 tblsp (cucharadas) de ajo molidos
• 3 tblsp (cucharadas) de queso parmesano rallado
• 6 tblsp (cucharadas) de harina
• 1/2 tblsp (cucharada) de pasta de ají amarillo
• 1/2 tblsp (cucharada) de nuez moscada
• caldo de pollo
• pan rallado
• aceite vegetal
• sal y pimienta al gusto

Para comenzar con la preparación, se debe colocar en una sartén la margarina, una vez que se ha derretido, se incorporan después la cebolla y el ajo, se sofríen hasta que se hayan dorado y se incorpora a su vez el ají junto con la sal y la pimienta al gusto. Se remueve por un rato a fuego lento, y se va agregando de a poco la harina sin dejar de mover los ingredientes en la sarten para impedir que se queme o se pegue a la misma.

Luego se debe ir agregando la leche evaporada poco a poco, sin parar de remover en ningún momento. Se va dejando espesar un poco la consistencia de la salsa, pero sin dejar que adquiera mucha dureza. (De ser ese el caso, debemos añadir un poco de caldo de pollo, sólo hasta que se obtenga la consistencia deseada). Cuando la salsa esté en su punto de consistencia, se agrega la nuez moscada y también la pechuga de gallina desmenuzada (o de pollo). Al final, se procede a colocar el queso parmesano y los huevos picados. Debemos dejar que se enfríe un rato. Y luego es necesario guardarlo en la nevera, y dejarlo reposar toda la noche.

Al día siguiente se bate el resto de los huevos que no fueron cocidos y se reservan. Finalmente se comienzan a formar las croquetas, una vez armadas se deben sumergir en los huevos batidos, luego se pasan por el pan rallado y se repite dos veces más este procedimiento. Para culminar, se fríe en abundante aceite vegetal y se procede a servir o emplatar.

Este plato se puede servir solo como una botana, o como acompañante del almuerzo, y cada cocinero lo combina a su gusto, algunos suelen servirlo acompañado de crema a la huancaína, rodajas de pan, rodajas de papa sancochada, arroz o ensalada. También, hay quienes preparan la receta reemplazando la gallina por atún. Y decoran con aceitunas y huevos cocidos.